CS: ZERO #1 – Tiempo Binario

CONDICIONES: Mencionado en El origen El personaje principal ZERO inicia dentro del restaurante y ve llegar al VIEJO. Hora aproximada: 7 A.M Título: ZERO-1 / Tiempo binario Historia RESTAURANTE / DÍA / INT. Una lámpara colgante, de caperuza roja, se tambalea mientras el bombillo se funde. RESTAURANTE / DÍA / INT. Un salero cae al … Sigue leyendo CS: ZERO #1 – Tiempo Binario

Anuncios

Lunes cotidiano #4: Edificio, la memoria de alguien

En la fotografía: Pixel y una caligrama Nueve años, ¿cuántas vidas tiene una gata? eso no viene al caso en un lunes cotidiano, ¿o si? la larga vida de los gatos, cada año son siete años humanos, ¿no es muy corta la vida para no ver que lo que buscamos está bajo nuestras narices? Nueve … Sigue leyendo Lunes cotidiano #4: Edificio, la memoria de alguien

Clem en un reto en youtube

El reto: Buscamos nuevas formas creativas y aquí hay una muy experimental, todavía no sabemos hasta dónde podría llegar, sin embargo, nuestro objetivo es que sea un proyecto audiovisual experimental que trata de documentar los procesos de escritura tanto literaria como cinematográfica, con el propósito de enseñar a través de experiencias particulares y proyectos colaborativos … Sigue leyendo Clem en un reto en youtube

TRES DE ALGO: Rush adentro y afuera

Soñado el 24 de abril de 2014 Escuchando en loop (click)   It's the room the sun and the sky No reconocía dónde estaba, sabía que alguna vez había escuchado esa canción, caminé por la calle, y justo pasé enfrente de una tienda donde las chicas del equipo de Roller Derby estaban sentadas, me quedé mirándolas, … Sigue leyendo TRES DE ALGO: Rush adentro y afuera

Notas al pie de la escritura II: Los finales no existen

(mood musical) Hoy me desperté y pensé en el sueño que había tenido, sobre una persona que asfixiaba a otra para sentir que por fin había acabado toda su tortura respecto a esa persona que asfixiaba y que al mismo tiempo yo era observadora y no podía hacer nada. El contexto del sueño era una … Sigue leyendo Notas al pie de la escritura II: Los finales no existen