#HelloStranger 1: Morfeo es un amante intermitente. ¿Qué haces cuando se ausenta por varias noches?

screen-shot-2017-01-19-at-8-52-26-pm

(Escuchaba: Route One)

15/01/2017

Querida K,

Este es el reporte de mi penúltimo insomnio…

Tres a eme

La longitud del espacio entre mi sien y un sonido en la puerta no me deja dormir. Se debe a la espera me dice una voz interior. No vas a dormir. Se debe a que escuchaste cosas bonitas del otro lado, me repetía otra voz.

Tres y un minuto a eme

Dejo el celular con volumen.

Tres y cinco minutos a eme

La sonrisa de esa madrugada no se borraba y estar en vela era como una estrategia para que el tiempo que había pasado entre colgar esa videollamada y quedarme dormida no se distanciara.

Tres y nueve minutos a eme

Empecé a quedarme dormida, los ojos pesaban y mi sonrisa se sentía tan profunda, que en cualquier momento su temblor me exaltaría y me botaría de la cama, como en un pequeño salto mortal: ¡Quiero estar en otro lugar! Al ladito de ella.

Tres y nueve minutos a eme, a punto de cambiar el minuto,

Volví a mirar la hora, el tiempo se detuvo, ¡lo juro! es como una mala jugada contra las ansias y los anhelos.

Tres y diez minutos a eme

No me quiero dormir, el techo se convirtió en nube y mis ojos podían traspasarlo, si me duermo temo que mañana no habrá correspondencias.

Tres y doce minutos a eme

Conté las grietas que dan forma a pequeños personajes que se dibujan en el techo y bailan como invitándome a una fiesta, y así el temor se disipó con el sueño de un abrazo, un abrazo prolongado, casi eterno, como esos abrazos que te extienden su manera de morar el  cuerpo del otro y decirle que todo estará bien.

Tres y catorce minutos a eme

El abrazo y un beso que olía a realidad aparecían ante mis ojos como si ellos fueran proyectores de un sala de cine de películas de 8 mm y en cada parpadeo el abrazo cambiaba de postura e incluso el encuentro cambiaba como en escenas improvisadas por las actrices, ahora se sentía tan claro ese anhelo y por eso daba tanto miedo.

Tres y veinte minutos a eme

La secuencia del sueño perduró en mi mente y se deslizó por mi abdomen hasta llegar a mi vagina, pasaron los minutos y dejé de pensar, porque otra voz me tocaba y los dedos también.

Tres y veintiocho minutos a eme

Tenía calor, mis mejillas rojas, el pelo en la cara, la garganta seca y los labios mojados. Me gire en posición fetal y deje caer una mano, como si fuera a rozar la corriente de un río y mi cama se convertiría en un bote, junto a mis pies descalzos ella me rozaría con sus dedos, dibujando letras con un mensaje que aún no descifro y me haría reír.

Tres y treinta y tres minutos a eme,

¿En qué momento me dormí? Cuando su sonrisa se delineó sobre la tuya, me dijo una voz.

 

Siete y doce minutos a eme,

Mis manos se abrieron, el rabillo del ojo despertó, miró el celular y seguía intacto, sin señales de vida. Me dormí de vuelta y la escena se repitió tres veces hasta que la hora se derramó en mi cuerpo.

Siete y cuarenta y cinco a eme,

Me desperté otra vez, y el coraje llamó por mí.

 

***

Gracias por leerme querida K, espero Morfeo nos visite pronto.

Con Cariño,

¡Nada de Clemencias! Clem a secas.

@ClemSinOxigeno

Ir a Tocoqueteos

***

Aquí pueden ver la correspondencia de @soylarizos en nuestro pequeño experimento de dos extrañas flotando para salvarse: Morfeo es un amante intermitente. ¿Qué haces cuando se ausenta por varias noches?

¿Ustedes qué hacen durante el insomnio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s