Capital Siete: El origen

2014-09-22 21.18.12

24 de noviembre – año siete (5:30 pe eme)

Flashback I

Hace unos meses, conocí a dos chicos, no sé cómo congeniamos y ni cómo tuvimos química, ya saben ustedes cómo se me da esto de andar en medio de tantos extraños y lograr relaciones exquisitas y luego cambiar de rumbos, así no más. No sé si fue el jazz, el vino, las conversaciones o el punto de giro en el que los tres mirábamos a la misma amante: la escritura.

A las cinco y treinta y siete, tengo que confesar que esto de escribir a varias manos, no se me da bien, siempre pienso que es demasiado íntimo escribir como para combinar manos, perspectivas, dedos, sentimientos, mentes en una misma pieza de papel. Así que la idea que reboto de uno de ellos aunque me daba curiosidad no estaba tan segura de querer saltar.

Recuerdo que una noche por fin nos reunimos alrededor de una mesa, esa noche esperaba un milagro o por lo menos la locura de congeniar. En la mesa se sentía un poco de ansiedad que se rompía con la risa y empezaron a caer ideas por aquí y por allá. El conflicto de la noche era elegir el sabor de la pizza, pero lo demás fluyó hasta el punto de brindar y estar atareados por el nombre del colectivo. Finalmente, nos fuimos sin un nombre, cuando esas cosas se piensan demasiado, salen ruidos simplones.

En un paradero dejamos un post it que marcaría nuestro origen y nuestra forma de relacionarnos: “Así empieza todo, entre extraños” (22 de septiembre del año siete, a las 8:30 pe eme)

Flashback II

A la semana siguiente, en una panadería con sillones rojos, empanadas, cigarrillos y algo parecido a un té. Se reúnen: Un escritor con voz ronca, barba misteriosa y obsesión por el humo: @Eligum. Otro escritor, de capucha, barba rojiza y de ideas binarias: @RodGori y una escritora con doble personalidad, de melena y una sonrisa fiel: @ClemSinOxigeno

Esa tarde pensaba todo, menos embarcarme en un universo de ciencia ficción, perfecto para recrear escenarios cinematográficos y literarios que se entremezclaran con la tecnología. Nuestra imaginación empezó a fluir y nuestras mentes parecían sincronizarse con el universo de la palabra. Después de escribir un manifiesto que en los siguientes días, nos daríamos cuenta que lo importante en el proceso creativo es romper algunas reglas y que la única constante es la transformación. Así, de un sin fin de ideas salió el nombre: Capital Siete.

Hoy

Ahora han pasado dos meses- Ahora empiezo a documentar por medio de esta bitácora, ya que hemos decido lanzarnos al mundo público, este miércoles 26 de noviembre del año siete a las 3 pe eme en nuestro sitio oficial: Capital-Siete

Esperamos nos lean, disfruten este viaje y sobretodo compartan y comenten.

Sinceramente.

Clem

Rod Gori, Clem y Eligum

Rod Gori, Clem y Eligum

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s