DOCE DE ALGO: Carta a una extraña en el cuarto día de julio

tumblr_n3vo3jDoUI1resfefo1_500(Escuchar mientras tanto: click)

Querida extraña,

Julio me despierta con energías renovadas, en el viaje tuve encuentros hermosos con personas de edades e ideales distintos, me gustó compartir con personas que aman el silencio, que se sientan en andenes y conversan con viajeros perdidos, me gusta hacer planes de viaje con mi primo y  mi hermana, me gusta encontrarme con la gente que se pierde en el ruido y deja de hablar tanto, me gusta aprender a escuchar, despertar la conciencia, estar elevado con una misma, me fui de viaje sin saber que en realidad estaba buscando algo, allá me di cuenta, como todo, nos damos cuenta que el tiempo está después. Me gusta el chico que se ensueña con la música, que mueve su melena como Jim Morrison y ese aire de Cobain y ese tono de voz trabado como el de Caicedo, siempre ando obsesionada con experimentar, sobre todo en conocer personas en el camino, ya sé que no hay que quedarse todo el tiempo en el mismo lugar.

Me fui de viaje y allá me di cuenta que estaba distrayendo la impaciencia y luego en un lugar muy parecido al fin del mundo de Ema, me encontré con personas de luz, no sé como denominarlas aún, tal vez, personas con una buena vibra tan cargada que podría haberme quedado a vivir allá, en la hamaca que colgaba de dos árboles en medio de un bosque, la brisa y las sonrisas. Hace mucho que no meditaba, hace mucho que no era consciente que una misma se puede sanar sin efectos externos,  hace mucho que no me preguntaban por la tristeza que disimulo, hace mucho que no contaba la historia de diez de algo, como algo tan lejano, hace mucho que no me permitía llorar, hace mucho que no hablaba de ella para evitar todo lo anterior, hace mucho que no pintaba, hace mucho que no me recordaban mis creencias más profundas, hace mucho que no me decían que era un alma antigua, hace mucho que no andaba descalza por el pasto, hace mucho que no abrazaba árboles, hace mucho que no cuidaba a una bebé, hace mucho que no me hacían caer en cuenta de algo que me pasaba, hace mucho que no era cómplice de risas y secretos con mi hermana, hace tanto que no sentía la euforia de los pequeños triunfos cotidianos de sentirme orgullosa de ser una mujer lesbiana, hace mucho que no iba a un cine club, hace mucho que no veía al abuelo, hace mucho que no agradecía los momentos vividos gracias a mi lesión, hace mucho que no dormía acompañada, hace mucho que no confiaba un secreto, hace mucho que no tomaba un café de campo, hace mucho que no me regalaban libros, hace mucho que no brindaba con mi padre, hace mucho que no subía una montaña, hace mucho que no me ganaba algo, hace mucho que no me decían algo en el momento justo. Los viajes son siempre memorables, sobre todo este que estuvo lleno de regalos.

Me fui de viaje sin esperar nada y me encontré con extraños y extrañas que me sonreían de vuelta, me di cuenta que los amigos de la niñez ya crecieron, ya no están, ya somos otros, ya hay que caminar hacia otra dirección y evitar la nostalgia, meterse muy dentro de un libro que recuerda la adolescencia de otros, volverse a enamorar del cielo y de la vida. Toda las personas que nos encontramos en la vida son necesarias en el camino y eso es lo que más me gusta de irme a otro lados y volver con otra buena vibra.

 

Gracias, más, por favor. (Thank you, more please)

 

Sinceramente,

J.

PD: Querida lectora/lector, los invito a corresponder estas cartas en los comentarios, para seguir escribiendo en este capítulo: DOCE DE ALGO. Gracias

PD2: Recuerden que son cartas abiertas a la correspondencia que empezó en: ABRIL

PD3: Todas las cartas TOCA AQUÍ

Anuncios

4 comentarios en “DOCE DE ALGO: Carta a una extraña en el cuarto día de julio

  1. mandarina dijo:

    ” carta a una extraña ” , ” aprender a escuchar ” y ” una misma se puede sanar sin efectos externos ” mis preferidas. …. Y la fotografía, a los cuales no les llamo ” mariquitas ” como usualmente son llamados , sino ” coquitos ” porque me suena a ternura …

  2. Lala Páez dijo:

    Querida Jules,

    Que gratificante es saber que ese viaje despejo tu mente, que te conecto contigo misma, que posiblemente te dio muchas respuestas & quizás a preguntas que no te habías atrevido a plantearte. Ese café de campo que pudiste degustar & ese pasto que pudiste acariciar como un polo a tierra es completamente envidiable.
    Despertaste en un mes que te dio una cordial bienvenida, que te renovó, que te regresó con nuevas baterías. A mí por el contrario me dio una bienvenida llena de sorpresas & de algunos obstáculos, obstáculos que en su momento vi de un tamaño mayor al real pero ahora siendo objetiva nada que no pueda sobrellevar. Mis metas no cambiaron, pero si debí cambiar mi camino, aún no tengo claro cuál será, pero de lo que si estoy segura es que si persevero alcanzaré.
    Tomaré unas ligeras vacaciones en las cuales debó organizar mis prioridades & tomar varias decisiones, espero cuando me despierte de ellas hayan sido renovadoras como tu viaje, encontrar personas de buena vibra, encontrarme conmigo misma, conectarme con lo que quiero &/o deseo.

    L.P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s