CERO DE ALGO: Insomnio a eme

tumblr_mh11pxoV0q1qby72uo1_500

(Escuchando contradicciones) click

2 a eme

El reloj titilaba, era el tiempo que le quedaba a ese instante juntas, ese que no se puede olvidar, que una se lleva como una polaroid, como si se tatuara en la retina.

Llorar, Rodolfo me hace llorar, Leonor me hace llorar, Lila me hace llorar, Clarice me hace llorar, ellos dicen que el tiempo nos ayuda a olvidar y en medio de este efecto fugaz parece que todo me lleva hacia allá. Hacia ti que te recuerdo con mis heridas.

3 menos un cuarto a eme

Te soñé, se sentía el amor de siempre, caminábamos palmo a palmo y tú sonreías con esa sonrisa que haces al mismo tiempo con los ojos.

Intenté despertarme, no quería verte ahí en mis lugares más confortables.

No sé con qué motivo o con qué pretexto mi subconsciente pensó que debería soñarte, es casi estratégico y a la vez insulso despertarme y sentir esta angustia.

Ojalá se pudiera callar el silencio, pensé y el pasillo se hizo enorme, mis rodillas temblaban y me acordaba del vacío que traían tus palabras.

Nos separaban tres habitaciones, parecía una casa de viajes, de esas donde llegan viajeros y una se encuentra con personas que nunca vas a volver a ver, como tú, que espero que esta distancia tomada no siga acercándome a ti.

4 a eme

La gente se empeña en hablarme de ti en los momentos menos pensados.

“Quisiera ser otra”, pensé mientras me empeñaba en volver a dormir y rogar que al cerrar los ojos no te volviera a ver.

Ya no te recuerdo de la misma manera, ya no sé de qué color llevas el pelo y si lo tienes corto o un poco más largo, si sigues cultivando pensamientos o si aún bailas así como yo recuerdo.

4 treinta a eme

Ay, si pudiera olvidarte, se escucha una guitarra eléctrica de fondo.

5 a eme

Estábamos en el pasillo con esa sensación de reencuentro y luego me di cuenta que ése sueño se parecía otra vez a uno que tenía cuando me fui, a uno que me hacía llorar, así que no seguí caminando.

Yo no quiero hablar contigo y tampoco quiero que me digas que me quieres porque eso solo nos lleva al abandono, a esos efectos que mi memoria recuerda, una y otra vez.

5 y diez a eme

¿Amiga? Eso no resulta ni soñando.

5 y cincuenta y cinco a eme

“No quiero verte en mis sueños.” Te dije, mientras me dabas un beso y me decías que debías volver con ella, pronunciaste su nombre y enseguida me desperté.

6 a eme

Esos cinco minutos fueron eternos, no me podía despertar. Te veía marchar de nuevo. Ése instante se sentía como cuando me clavaste un adiós insoportable.

Me desperté, hacía un frío que me entristecía aún más, en lo que quedaba de madrugada, me tragué mis lágrimas y me puse a escribir.

6 y treinta a eme

“¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿por qué sigues aquí?”

Me sumergí en un insomnio mañanero, esto es como hablarle a la pared, los años pasan o por lo menos los días y sigo sintiendo que estamos pendientes.

7 a eme

Ya me diste la espalda tantas veces y por eso huyo de cualquier contradicción, sobre todo con vos que eres caos y ya eres otra.

7 y veintitrés a eme

“No importa si estoy sola en la habitación y estaba saliendo de un sueño, no quiero que estés aquí.”

Escribo: “abre los ojos, abre los ojos”, mientras me vuelvo a enredar en las cobijas y me repito una y otra vez: “Es un sueño, es un sueño…”

7 y veinticinco a eme

Leonor me susurra: “tiempo al tiempo”

7 y veintisiete a eme

Me despierto con el rímel corrido.

PD: Así se siente la soledad después de despertar de este sueño (click)

Si no recuerdan quién era ella, la chico/chica (click)

Por:

Juliana Ramírez Plazas

Jules Anyways

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s