Cuando me aburría en el 2009 – Collage 1

 

Componiendo y tratando de mejorar una metodología instantánea de emociones de polaroid, primero organizar dicen lenguas largas, muy conocidas, de mundos con cabezas de guerras y recuerdos de hombros nazis, hay que salir de ellos y cambiar de canal, para poder leer otra cosa, entonces: Nos organizamos, me organizo, elemental, por otro lado lo que llaman priorizar ¿qué se viene primero el maremoto o el huracán? Con algún nombre femenino, ocupándose en relajos metafísicos, capturando esencias de la imagen, escuchando a Dalí online, inmortalizado en jóvenes que soñamos y vivimos allí, en algún momento: ¿Alguien se atrevería a escribir sobre mí? Entonces, es la esencia misma, contenida en el ácido desoxirribonucleico, por eso todos parimos diferencias, algunos vomitando letras y cantando versos, se conciben obras: ¡Viviendo!

 En la esquina, sentada en una silla, con la mirada alta, no mirando hacia lo alto, estaba Frida que se veía así misma, de pronto se cerró la puerta y saltó un gato con melena, pero lo que estaba buscando era una bufanda que siempre se me queda. Siendo diestra escribo como zurda, en los hemisferios cruzados de melancolías sensoriales, se mezclaron colores, que ahora llamo collage literario de escritura pop-era, porque veo letras fucsias, las descripciones son ¡tan, tan! Imágenes tangibles, resonantes, el universo femenino en mi, conmigo y sin mi, deletrean sabores elocuentes de amores que se quedan, pasiones inscritas en el papel y tatuadas por momentos. Si el andaluz viene hacia mi, la perra de césped siempre dibujara a lápiz y reescribirá a tinta lo que se le pasa por la cabeza, se emociona ése músculo que late, sólo quiero hacer lo mejor que me nace hacer, soñar desde las letras.

Una casa de muñecas, unos retazos de versos, desnudos, ¡claro! ¿A quién le gusta vestir y calzar? A mi no. Deslizándome en el lenguaje cinematográfico, retomando Nina, calmando al Sindicato de Personajes, sin envidearse en materias primarias, sólo acepto las salvajes, bloqueando en la nueva dizque era, de comisiones del ipod y otras masturbaciones, pero, ¡vaya! De vez en cuando mira hacia el cielo, aunque gris el aire de la ciudad se puede divisar un pelo solar, UV y U ¡vé! En el verde me quiero acostar, en una manga que llaman, comiendo mango salado, tele- transportándome a un café de noche y jugo de naranja cuando se me antoje. ¡Vaya manera de quererme! Si en opio no encuentro nada, con el caleño de gafas y tartamudo en su Ojo y su salsa, yo creo que me encuentro, así me mande un Kiss, Kiss, besando a su prima vampira, ése sexo que tenía lo hacía alumbrar en la oscuridad, pero si me manda un Bang, Bang! Se levanta de la tumba, son cojear, me agarra de las mechas y me toca llamar a Ospina que siempre me lo encuentro en la 47, él debe abrirme la nevera nueva y así podré sacar unos angelitos empantanados y después colgaré el teléfono porque me da la gana, es mejor el mero físico así sea con ropa, pero aquí y no allá, comiendo palomitas de todo tipo, me rió porque caminan con genialidad y sí leo Kine es porque tengo Tos y por eso me Copio. Algunos odian a W.A y otras lo amamos porque es el raro, asexuado más femenino.

Me acordé que tenía una cita con la Maga pero la Pola se metió, ya no sé si llamar a Ramiel y dejarlo con la Clem para que produzcan obras de miel o letras surrealistas; si conocen a la Maga me conocen de mochila, pero es que ése Cortázar no me pasa ninguna y Pizarnik aún disgustada quiere fumar y tomar mojitos endiablados a la rusa y es que con esos audífonos tan grandes no la oigo, sólo la leo para no entorpecer mi collage de lectura, debe haber un sinónimo para ésa palabra, como boleanas, aunque no tiene nada que ver.

Recuerdo que Alice y/o Alicia le leyeron a Sofía por ésas redes nuevas, no teléfonos sino celulares el capítulo 7 de Rayuela y claro se mojó de casualidades nacidas de causalidades y, no se pueden olvidar del catalán más apuesto, otro taurano, que como buen zurdo, subió la montaña y me contó historias que desconocía como los 4 dedos de sangre de la bandera de su patria y, es que a mi Cataluña, Barcelona me persigue desde muy pequeña, sino escribo aquí, de pronto, entre la gente de otros lugares, me permito volar, ¡ah! Es que estoy cansada de caminar, el viaje en bus es estimulante sobretodo si vas a ver a alguien o si puedes escribir mentalmente, pero mejor no vayas de pie porque los 40 grados y subiendo te pueden afectar la piel, recomendaciones contra el sol directo: usar gafas de lentes negros y de marco amarillo, no sé para qué. Eso sí, mejor tener plantas de plástico, regalar flores secas y así no las matas y las dejas vivir en su hábitat ¡es incómodo estar en una matera! Pero como hay Guglias que les gusta bautizarlas y hablarles, entonces les regalamos una que otra.

Y, sí hablamos de muñecas, no se les olvide traer a la belleza pelirroja solo pa’ verla, me toca invitar también a la fiesta de panfletos a un ‘mundo” de féminas borrachas de vida. **Lista** … y también invito al abuelo, recuerdo que Jaradel cuando leyó ”Atrapado entre sueños” se sentó conmigo en el sofá y me preguntó si me pasaba algo a tan corta edad (14 o 15 años) pero como ya lo había escrito, la oscuridad había cesado, entonces lo tomé del hombro y le sonreí, no me dijo más na’, claro es consecuente, de escritor a escritora, ése gesto se comprende, por pura complicidad de letras.

Me encanta el sonido de la papelera de reciclaje, pero más aún cuando dos pocillos se chocan entre sí, también, el verso ‘A rodar mi vida’ y leer los finales, por supuesto, esos son los únicos que podría saber de antemano, así la vida ya huela a algo, quién sabe…

¡Sorpresa! …He escrito un libro… -Ay, que muchachita- …Está en blanco hay que economizar papel… *Pero, si se lo dijo en un sueño es que después lo va a escribir.* –No, es que a doña Sinoxígeno le gusta presumir de salud mental: Pero es que si lee bajo la lluvia, y se enamora de su ‘primo’ Ivo y tras el hecho le gustaba una rusa y para rematar se cree tan real como la vieja Juliana; ¿Qué se puede esperar del libro?- *Un bonito relato y, pues como dijo el vampiro moreno de la madrugada: ¿con ésas manos? Y eso que no las ha visto, las ha leído como todo un gitano de sonrisa blanca.* (en el diálogo: … Clem / * Ajenos / -Juliana

En éste elocuente y tergiversado relato, narran muy cordial y directamente: ella en primera y tercera persona y, también los denominados ajenos (narradores metiches) -¡risas!-

Bueno y como todo relato desgarrador tiene un trasfondo encantador, tal cual, en el mundo de Alicia expulsada del país de las maravillas, atravesamos el espejo y nos encontramos con la única chica-mujer que se le ocurre ponerse un t-shirt a rayas horizontales verde vivo con azul apagado, chaqueta fucsia de un gato, el pantalón de la p.j, esponjarse el cabello, usar una pulsera de tamaños dispares con los colores del arco iris ¡muy bonita! Y escribir como loca, cuando en realidad tiene que estudiar sobre isopans, boleanas y geometrías. (ja!)

*Resumen en collage de todos los escritos que se están escribiendo y se han escrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s